Cómo Vestir una casa para disfrutarla – Trucos.

Cómo Vestir una casa para disfrutarla – Trucos.

¿Eres de las que se van adaptando a cada estación, a cada nueva tendencia, o más bien estás un poco perdida en medio de tantos estilos y novedades que van saliendo?

¿Te gustaría encontrar el equilibrio en medio de tanto por elegir y conseguir una casa cómoda para poder disfrutarla?

Hoy voy a darte las claves y pautas a seguir para conseguir de una vez por todas una casa feliz.

Amor, ternura, sensaciones, emociones, paz, interior, calma, abrigo, bienestar, placer…

Con todas estas palabras, con una, ¿con cual de ellas definirías como te sientes en tu casa?

La esencia del interior que se refleja en el exterior.

A lo largo del tiempo, se han ido introduciendo en los hogares nuevas texturas, colores, formas y estilos decorativos.

En medio de tanto que se nos ofrece a veces nos encontramos perdidos y nos despistamos entre tanta variedad. A veces vamos comprando un poco de aquí y un poco de allá sin tener muy claro que es lo que mejor se adaptaría a nuestra casa.

Si te encuentras en esta situación, estás en el lugar perfecto, porque vamos a descubrir cómo sentirnos más a gusto en nuestra casa, eligiendo los materiales, decoración y textiles que mejor se adaptan a nuestro estilo y forma de vida.

Paso a paso:

  1. Tener en cuenta las características de nuestra vivienda.
  2. Nuestros gustos personales, pero sin pasarse.
  3. Nuestra forma de vida.
  4. Hacer tu casa Cómoda y funcional.

Las características de nuestra vivienda para convertirla en hogar.

Antes de comenzar a decidir la decoración que vamos a introducir en nuestro hogar, deberíamos tener muy en cuenta cuáles son sus características.

  • De que color son sus paredes.
  • El suelo, es madera, tarima, cerámica, moqueta, microcemento, piedra, vinilo, mármol…
  • Las puertas, son lisas, blancas, oscuras…
  • La luz natural, como, donde ,y a qué horas se refleja…

Nuestro estilo.

Partiendo de esta base, teniendo en cuenta desde el principio las principales características de tu vivienda ha llegado el momento de sentarse, coger papel y lápiz y comenzar a anotar lo que nos gustaría que nuestra casa tuviera para sentirnos más felices y cómodos en ella.

¿Cuál es tu estilo decorativo? ¿Lo tienes ya definido o todavía no lo tienes claro?

Ten en cuenta el estilo decorativo a la hora de integrar la decoración que más se adapta y que mejor le sienta a tu casa y a ti. Este es un punto muy importante a tener en cuenta.

Por haber hay infinidad de estilos decorativos. Poniendo algún ejemplo, digamos que los más populares son:

El Rústico, Bohemio, Retro o Vintage, Nautico o Navy, Clásico moderno, estilo industrial, oriental, Minimalista, Shabby chic, Nórdico y Escandinavo.

Cada uno de ellos marca un estilo, un momento del tiempo, algunos vuelven, otros se quedan, lo que sí está claro es que el paso del tiempo no borra los estilos, son una elección.

 Dime como vives y te diré como adaptar tu casa a ti.

Esta parte quizás sea en la que más tengas que fijarte a la hora de comprar y distribuir materiales y mobiliario en tu hogar.

Pasa en la mayoría de ocasiones, que colocamos un sofá o una cómoda en un lugar y al cabo del tiempo no acaba de encajar.

La mayoría de las personas evitan cambiar los muebles de sitio porque quedan mejor en donde están. Pero de lo que se trata es de además de quedar bonito sea lo más práctico y cómodo posible para ti y tu día a día.

 Párate a pensar y vigila tus movimientos durante un tiempo.

¿Qué haces al llegar a casa? ¿Cómo te mueves? ¿Pierdes tiempo de un lugar a otro dejando o cogiendo cosas que te hacen falta?

Aquí tus horarios, movimientos y costumbres tienen la clave.

Quizás te sea más cómodo un armario en la entrada de casa, o a lo mejor prefieres guardar las cosas en la habitación principal.

Ten en cuenta además los tiempos. Coloca los muebles y cosas en los lugares donde menos tiempo te lleve guardarlos y encontrarlos.

Imagen Pinterest
Imagenes by Pinterest

La comodidad de nuestra casa.

La comodidad es encontrar el equilibrio para sentirse a gusto, conseguir una vida cómoda y placentera, descanso, confortabilidad…

Distribuye bien los espacios, sin agobios. “Menos es más”. Coloca los muebles de forma que te resulte cómodo disfrutarlos, que no corten el paso, si tienes buenas vistas tenlo en cuenta a la hora de ubicar el mobiliario.

Si consigues encontrar los elementos que más se adapten a ti y tus necesidades e integrarlos en tu casa, esta te hará feliz. Desearás llegar a ella para descansar y disfrutar sintiéndote a gusto disfrutando de tu hogar.

Sigue las pautas, tómate tu tiempo para decidir que es lo que más te conviene a ti y a tu casa, pon en práctica todos los puntos anteriores y ¡a disfrutar de tu nuevo hogar!

Deja un comentario

Cerrar menú