Cómo conseguir una casa visualmente atractiva y fácil de limpiar – Trucos.

Cómo conseguir una casa visualmente atractiva y fácil de limpiar – Trucos.

¿Cuántas veces te ha parecido que tu casa es un museo?

¿Te gustaría que fuera visualmente atractiva?

¡Pon Orden!

Retira, regala, guarda lo que más te guste y verás como la limpieza de tu casa será mucho más sencilla y rápida! Recuerda que “Menos es más”

¿Cómo hacerlo? ¿Cómo conseguir una casa visualmente atractiva y fácil de limpiar?

En el post de hoy te voy a dar 3 sencillos pasos con los que conseguirás eliminar todo el ruido visual que inunda tu casa.

PASO A PASO:

  1. Retira pequeñas cosas.¡Comienza por retirar todas las figuritas que has ido coleccionando de bodas, bautizos y comuniones!
  2. A fuera con los grandes y pesados muebles. que ocupan todo el espacio!
  3. Los por si acaso.
  1. BBC – Bodas, bautizos y comuniones.

¿Cuánto tiempo te lleva quitar el polvo en tu casa? Quita figurita, pon figurita… ¿no te pone de mal humor cada vez que tienes que hacerlo?

Comienza por retirar todas las figuritas que has ido coleccionando de bodas, bautizos y comuniones. Parece increíble la cantidad de estos detalles que puede llegar a haber en una casa.

Sin pensártelo dos veces, retira. Este tipo de objetos ocupan una barbaridad además de crear una sensación de desorden y acumulamiento importante en las estanterías de las casas.

Piensa que el acontecimiento ya ha pasado, te lo has pasado genial y ya está, no es necesario estar viendo en el mueble de la tele, el abanico o el joyero de la boda de tu prima durante 10 años!!

En su lugar puedes poner algún detalle mono, un jarrón con flores frescas también es una buena opción, le dará a tu casa frescura y vitalidad.

¿Y qué me dices de la cantidad de fotos que ocupan todas las estanterías y mesitas de tu casa?

Yo no voy a ser aquí tan radical como la gran Marie Kondo. De hecho a mi me encantan las fotos, yo no soy partidaria de deshacerme de ellas, al fin y al cabo forman parte de nuestra vida, son nuestro pasado, nuestros recuerdos.  Ahora en nuestra era digital, lo tenemos muy fácil, pero todas aquellas que conservas de antes puedes digitalizarlas o dejarlas como están.

Eso sí agrupa todos los álbumes en el mismo lugar, si puedes ordenar por las fotos por años quedará estupendo. En cuanto a las fotos que tienes en los marcos, retiralas ,guárdalas en una cajita mona y los marcos afuera, cuando quieras verlas no tienes más que ir a las cajitas o al album donde las has guardado para verlas. Ya me lo imagino ¡Cuánto espacio!. ¡Cuanto orden hay en tu casa!

2. A grandes muebles, grandes soluciónes.

Eses enormes muebles, oscuros y pesados que ocupan todo el espacio de las estancias de tu casa ¡Afuera! La mayoría de las veces los conservamos por apego, que si me lo ha regalado mi madre, que si es un recuerdo de mi abuela, que si me ha costado un riñón.

Claro que todo esto es entendible, pero aquí yo suelo proponer a las personas que se sienten frente a ese mueble un rato, que lo miren y que se concentren en pensar que es lo que les hace sentir.

Una vez hecho esto, les aconsejo que le hagan una foto y que la miren.

Ahora llega el momento del análisis. Contestar a tres sencillas preguntas.

¿Qué sensación te ha producido la visibilidad del mueble?

¿Te gusta, te encanta o te aborrece?

¿Qué harías con él si no fuese tuyo?

Y ahí tendrás la respuesta. Quédate solo con aquellos que te hagan realmente sentir bien.

Te puedo asegurar que liberando esos grandes espacios, retirando todo aquello que no te dice nada, que incluso te molesta verlo todos los días, estarás haciéndote un gran favor, porque liberarás ese espacio para dejar pasar cosas buenas, sensaciones positivas.

3. Los por si acaso.

Retira de tu vida el  por si acaso, aplícalo a todos los aspectos de tu vida, el por si acaso no sirve para nada. La vida es impredecible, hay que vivirla cada día, disfrutar de las pequeñas cosas de cada momento y dejar el mañana para mañana.

Todas aquellas cosas u objetos que guardes por si acaso, agrúpalas y guárdalas en una caja que a su vez guardarás en un trastero. Deja pasar un tiempo, suficiente, entre 6 meses y un año estaría bien. Si pasado este periodo de tiempo, no las has necesitado, ni siquiera te has acordado de ellas ¡fuera!

Pon orden, retira, guarda lo que más te guste y libera espacio en casa para reducir carga visual ¡Te sentiras mmmm! ¡Pruébalo y verás!

Recuerda que “Menos es más”.

¿Sabías que todas las cosas y objetos que guardamos y acumulamos nos restan muchísima energía? Libera espacio en tu casa y de esta forma lo estarás liberando también en tu mente. Te sentirás muchísimo mejor.

¿Y tu te apuntas al orden?

 

Deja una respuesta

Cerrar menú